Sorprendente victoria del Bari en el Stadio Adriatico de Pescara, en un día especial para los locales, que buscaban dedicar los goles y la victoria a Francesco Mancini, preparador de porteros fallecido y que fue portero del mítico Foggia de Zeman en los años 90.

Muy pronto se adelantó el propio Pescara, por medio del capocannoniere Immobile, que anotó su gol número 23 de tiro raso tras asistencia de Sansovini. Sin embargo, los abruzzesi nunca controlaron el partido lo que dio alas al Bari para empatar enseguida y completar la remontada en la segunda parte.

Así, en el minuto 20, Anania rechazó con una gran parada un chut de Defendi tras un córner pero no pudo hacer nada ante el tiro de Scavone. Antes del descanso llegaría la ocasión más clara, en la que el capitán del Pescara, Sansovini, mandó al larguero un pase de Insigne con el portero completamente descolocado.

Y nada más comenzar la segunda mitad, pese a algunos minutos de dominio local, llegó el gol de la victoria. Desde el mediocampo, Bellomo ve ligeramente adelantado a Anania y consigue un gol imposible. De este modo, el Bari consigue su novena victoria a domicilio, el que más de la categoría, y todavía puede soñar con el playoff, que ahora está a 7 puntos.

PESCARA (4-3-3): Anania; Zanon, Brosco, Capuano, Balzano (62′ Bocchetti); Nielsen (72′ Soddimo), Verratti, Kone; Sansovini (62′ Caprari), Immobile, Insigne.

BARI (4-3-3): Lamanna; Cavanda, Borghese, Claiton, Garofalo (46′ Polenta); De Falco, Bogliacino, Scavone; Defendi, Stoian (65′ Albadoro), Bellomo (72′ Kutuzov).

Crónica por Enrique Julián; @EnriqueJulian23

Anuncios